Por qué no?

-Sabes qué?
-Dime.
-Da igual… te vas a enfadar.
-No me enfado, cuéntamelo.
-Hoy he matado a un hombre.
-¡Pero qué estas diciendo?
-Que he matado a un hombre.
-Con esas cosas no se juega!
-Ves? Sabía que te ibas a enfadar.
-Pero… como ha sido?
-Le he clavado unas tijeras en el cuello.
-Te ha intentado atacar?
-No, estábamos hablando y le he clavado unas tijeras en el cuello.
-Y por qué?
- No sé… nunca has sentido curiosidad por saber que sentirías.
- (lloros)
- Estaba trabajando en el despacho y él vino a saludarme, empezamos a hablar pero no me interesaba la conversación, así que intentando disimular que prestaba atención me he dado cuenta que llevaba las tijeras en la mano y se las he clavado en el cuello.
-Eres un asesino!!!
-No soy ningún asesino! Nunca has imaginado que sentirías al meter la cara en una tarta, o al meter la mano en un saco de legumbres? Nunca has deseado la sensación de correr desnudo en la noche o saltar desde un balcón?
-No! Si… Puede, pero son sólo ideas, sueños.
-Entonces, por qué te escandalizas? Todos los días mueren miles de personas en el mundo.
-Pero no los matas tú!
-Los matan otros, pero tampoco veo que te escandalices.
-Pero son otros, no tú!
-Pero siguen muriendo.
-(silencio)
-(silencio)
- Y que has sentido?

3 comentarios:

ILSA dijo...

No me gusta lo que cuentas, pero me gusta cómo lo cuentas.

Ah!! Porque NO. Y ya está.

Pau dijo...

que tetrico te has puesto...

Anónimo dijo...

mare....mia...cada vez que paso por aqui...hay cada "novedad.."..
Sigue así-- aunque...eso..ya lo sabes...
athletic..eup!

 
©2009 FIN DE LA PRIMERA PARTE | by TNB